Rancho canario

Cuando uno se va a la francesa es casi obligado regresar dando explicaciones, así que voy a intentar inventarme una excusa convincente que justifique estos meses de silencio. Descarto la más socorrida: "Uf, nada de tiempo para cocinar, fotografiar y publicar". Se desmonta sola porque desde mi último bizcocho he arreglado fotos de alguna que otra entrada de las primeras, de esas que no había ni por donde cogerlas. Además, no te creas que este rancho está recién sacado de la olla. Estaba el pobre olvidado en mi carpeta de borradores igual que otras tristes entradas que se han quedado atrapadas sin pulsar el botón naranja de "publicar". ¿Por qué? a saber. Cosas que pasan a lo tonto.

Si es cierto, que en invierno publico poco y es consecuencia directa de la falta de luz. Aquí en Austria nos quedamos a oscuras muy pronto así que son varias las veces que una receta se queda sin estampas porque en el último momento, dispuesto todo para enfilar el objetivo, la tarde cayó en un abrir y cerrar de ojos dejando mi cocina a oscuras. Pero de nuevo no es excusa, mi día es igual de largo que el tuyo o el de cualquier hijo de vecino. No es cuestión de horas sino de organizar bien las mismas y eso, cuando me lo propongo, lo consigo sin grandes esfuerzos.

Creo que no engaño si te digo que me alejé del blog por el mismo motivo que lo he hecho en las anteriores ocasiones. Desmotivación pura y dura. Me desinflo y noto que hago platos forzados y escribo forzada y me quedo requeteforzada esperando noticias al otro lado del hilo, deseosa de encontrar calorcito humano, a alguien que se pase y lea mis historietas y ojee mis recetas. Algún parroquiano que diga hola, o mande un beso, o deje un comentario chorra que por muy chorrada que sea son entrañables y cariñosos... todo menos aquellos "que rico me lo llevo" de hace años que me atacaban los nervios a rabiar.

Y es que, una de las consecuencias de arreglar fotos en entradas antiguas, es que las he releído -lo mismo que los comentarios- y de puro sin querer termino melancólica. Antes éramos una comunidad más abierta y participativa. Ahora usamos roles sintéticos en Facebook o Instagram, más efectivos tal vez, en los que hemos perdido el roce y esa frescura de antes. Es un hecho. 

Pero al mismo tiempo, he sido completamente consciente que este blog lleva recogidos más de diez años de mi vida, casi toda la infancia de Lucas, nuestro día a día, mensajes a mis amores, guiños, complicidad. Ahora se que no puedo dejarlo, que tengo que seguir documentando mi vida y dejando recetas a los que vienen por detrás. Éste es al fin y al cabo un legado muy importante de mi vida. Hay que seguir.


Ingredientes:
(Receta de un libro de cocina canaria que me regalo Tesa hace años)
  • 300gr. de garbanzos 
  • Chorizo a tu gusto
  • 1/4 de pollo
  • 200gr. de carne a tu gusto
  • Tocino veteado (yo no le pongo)
  • 1 cebolla pequeña
  • 2 dientes de ajo
  • Un poco de salsa de tomate
  •  700gr. de papas peladas
  • Un par de puñaditos de fideos medianos
  • 1 vasito de vino blanco
  • unas hebras de azafrán
  • 1 cdta. de pimentón
  • unos cominos machacados
  • Sal y un poco de aceite de oliva 

Preparación:
  1. Por un lado, cocemos a fuego lento los garbanzos (puestos en remojo la víspera), la carne, el chorizo y el pollo bien cubierto de agua con sal. Se van sacando las piezas a medida que estén cocidas y tiernas (primero el chorizo, luego el pollo y finalmente la carne y los garbanzos). Troceas las carnes y el chorizo y lo reservas todo mojado en su propio caldo.
  2. Mientras, fríes en otra cazuela la cebolla y el ajo en un poco de aceite de oliva. Añades la salsa de tomate, el pimentón, el azafrán, lo cominos y el vino. en este punto, yo lo paso todo por la trituradora para que quede el caldo limpio. Añade a este sofrito las papas cortadas en trocitos y cúbrelas con caldo de cocer la carne y los garbanzos.
  3. Pasados 15 minutos, añade los fideos y el resto de ingredientes (pollo, carne, chorizo y garbanzos). Deja que cueza unos 10 minutos hasta que las papas cojan el punto. 

Si te ha gustado, comparte:

12 comentarios

  1. Es un plato contundente, ideal para estos días de frío, muy bueno, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchos besos Adita, luego te mando un audio que tengo que regañarte y ya sabes porqué ;-P y así de paso te mando un besazo en persona :-)

      Eliminar
  2. Aunque estemos a final de enero, Feliz Año Nuevo. A mi me gusta comenzarlo con el blog, mucho me temo que está muy integrado en mi vida, pero precisamente por los dias grises de invierno, me apetece aún más ponerme con él.
    Tu guiso de cuchara es ideal para calentar el cuerpo y darnos un banquete de plato único, pues lleva de todo y todo bien rico. Así da gusto que venga frio.
    Me encanta que estés de nuevo por la blogosfera.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igualmente Lola, feliz año y mis mejores deseos :-) un besazo

      Eliminar
  3. Ya, quién iba a decir que los blogs iban a ser a las redes sociales lo que los libros a los blogs... trastos viejos que solo nos interesan a los antiguos jajaja
    Me encantan tus recetas, y cada vez leo más blogs y menos redes, como las abuelas cebolleta.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Beatriz! curiosa comparación pero yo no creo que los blogs se zamparan a los libros. De hecho los blogs culinarios han sido trampolín de muchos libros de cocina que se pusieron muy de moda cuando los blogueros publicaron sus recetas. Trabajé en los 90 en un grupo editorial y ya se veía venir el drama y no por intenet sino porque la gente ya no lee. Y los que leemos y somos fetichistas de los libros se nos van los demonios no solo con los precios de los libros sino también con la calidad por dentro (¡Faltas de ortografía!!!! increíble pero cierto) y por supuesto por fuera. Se conservan mejor mis libros de hace 40 años que los de 4...

      En cualquier caso, las redes se sostienen por sus tácticas adictivas y la comunidad no entra en sus objetivos. Los foros y los blogs estamos de capa caída porque somos los siguientes de la lista: primero libros, periódicos y revistas. Ahora vamos los medios online porque con titulares basta. O con un vídeo de una receta de 60 segundos.

      Muy triste pero es lo que toca. Un abrazo Beatriz y un gusto charlar contigo

      Eliminar
  4. Hola Mai que alegría me acabas de dar por tenerte de nuevo por aquí ¡¡¡ me he metido muchas veces en el blog para ver si de nuevo nos deleitabas con tus relatos con tus recetas con tu sentido del humor me lo paso genial contigo .no nos conocemos personalmente pero te aprecio mucho en más de una ocasión has conseguido sacarme una sonrisa cuando mad lo necesitaba .gracias amiga si me permites llamarte así por tu regreso
    Un abrazo
    Lucia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro Lucía, claro que puedes llamarme amiga :-D ahora ya te conozco y eso me encanta: saber de ti y contar con tu sonrisa abrigando mis palabras o justo al revés, yo abrigándote a ti sin saberlo. Un abrazo gordo!

      Eliminar
  5. Ay que cosa más rica y no lo conocía con este nombre ya ves tú. Tengo ganas de que pongas algún dulce austriaco más a ser posible de galletas jajajaj jajajaja pedigüeña. Besazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mal momento para galletas austriacas, aquí solo las comen en navidad y si bien es cierto que tengo varias recetas estupendas, se me ocurre hacer ahora galletas y me crucifican. Un beso Mar

      Eliminar
  6. Hola Maitetxu...yo estoy igual, no necesito excusas, llevo dos años "chungos", y aunque el blog "me hace bien", no veo el momento de arrancar...¡tenemos que hablar!..Me encantan tus platos reconfortantes...además tengo uno por ahí tuyo que quería hacer si o si....bueno, hablaremos...yo no te pierdo de vista querida amiga...UN BESO ENORME Y SABES QUE TE QUIERO MUCHO
    Marialuisa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, tenemos que hablar pronto que ya son muchos meses. Yo también te quiero mucho :-) un besazo

      Eliminar

 
Copyright © Hierbas y especias. Diseñado con por Las Cosas de Maite