Pastel de moras

cliché
Del fr. cliché.
1. m. clisé (‖ plancha de imprenta).
2. m. Tira de película fotográfica revelada, con imágenes negativas.
3. m. Lugar común, idea o expresión demasiado repetida o formularia.
Estamos ante otra palabrota más de la RAE que urge poner al día y completar en sus definiciones. Se han quedado cortos a rabiar y más teniendo en cuenta que estamos en la era del postureo, del eslogan, del marketing hasta en la sopa para vendernos cuquis contra viento y marea... ésto último ¿es una frase hecha o un cliché? Ya empezamos a liarla parda.

Comencemos: lugar, idea o expresión. Quieto todo el mundo. ¿Y los personajes arquetipos del cine o la literatura, o peor aún, de la vida misma? ¿Dónde están, señores sillas? Todo un abecedario de sillones ilustres y me dejan fuera al héroe de turno caminando tan pancho después de haberse zumbado a una legión de malotes con un único cargador de pistola, con un mondadientes y allí él, inmutable cuando explota lo que sea que siempre explosiona a sus espadas y ni mira a ver qué es tanto escándalo, ni la onda expansiva le descoloca el tupé y ni una mijita de metralla le taladra el culete... o la requete guapa inspectora del FBI que se va con los SWAT  a detener al enemigo público nº1 con unos tacones de aguja de escándalo y la tipa corriendo como si fuera en bambas.

De acuerdo, aquí querido lector, tendrás tentaciones de rebatirme. Son personajes ficticios, mujer, no personas. Venga vale. Más ejemplos. Foro o chat para ligar o hacer amigos que suele ser lo mismo. "Hombre de 40 busca chica de 27" o "soy muy normalito pero mis amigos dicen que soy... (autobombo) ..." "me encantan los atardeceres, leer libros, me gustan los niños y soy leal". Anda que no habremos oído ésto veces ni-ná.  ¿Acaso ponerse pesaroso y tristón en un funeral español no es un cliché? ¿O aquellos marcapaquetes palayeros de los 80 que se paseaban por las playas españolas con su Speedo y el Malboro  en la ingle? 
Seguimos: demasiado repetida o formularia. Esto me confunde. Según se da a entender ¿Esta flamboyante foto de arriba con un pastel de moras recién horneado es un cliché? Bueno, recolecto moras cada año y de cada vez cae un pastel y alguna mermelada. Eso encaja con la idea de la repetición y el formulismo, desde luego. Pero a un pastel de esta guisa ¿quién lo llamaría cliché? Al que levante la mando le dejo sin postre, aviso. Y decir "All you need is love" es un cliché o el título de una de las canciones más famosas y universales que citamos hasta la saciedad para recordar la buena vibra que desata la canción? Bueno, tienes razón. La frase es un cliché, aquí me he columpiado.

Pero no me arrepiento. Este pastel es brutal. Dos trucos. Primero, añadiendo cacao a la masa. En crudo parece que va a salir chocolateada por al hornearla verás qué color tan bonito y aromático. El segundo, hacer una crema con polvos para pudding, zumo de frutas y mermelada de moras. No te digo más. Salvo que tienes dos formas de comerla: templada con el relleno más líquido y la costra crujiente o en frío con la costra más jugosa y la crema más cuajada -te dejo foto de ambos cortes para que chuperretes la pantalla a gusto-. En definitiva, dos experiencias que te van a dejar la locura gustativa disparada. Con cliché o sin él.  


Ingredientes para la masa:
  • 300gr. harina
  • 150gr. de almendra molida
  • 150gr. de azúcar
  • 1 huevo
  • 2-3 cdas. de agua fría
  • ralladura de naranja o de limón
  • 1 cda. de cacao (si puedes puro)

Para el relleno:
  • 1 sobre de pudding o natillas
  • Mermelada de moras (yo usé de moras y frambuesas)
  • 350-400ml de zumo de moras (o cualquier zumo rojo)
  • un tazón de moras (a tu gusto)

  • Una yema de huevo mezclada con 2 cdas. de agua para pincelar y un poco de azúcar para espolvorear.

Preparación:
  1. Mezcla todos los ingredientes para la masa, hasta que tengas una masa homogénea y compata. La mía pesaba 800gr. Haz dos bolas, una de 500gr. y otra de 300gr. Refrigera hasta que esté muy fría.
  2. Haz la crema para rellenar. Calienta el zumo y reserva un poco donde desleír el pudding. Cuando hierva, baja a fuego medio y sin dejar de remover, añade el pudding disuelto en zumo y siqgue batiendo hasta que espese e hierva. Añade la mermelada hasta que veas que está dulce a tu gusto. Añade las moras y deja que temple.
  3. Precalienta el horno a 180ºC.
  4. Enmanteca con mantequilla un molde redondo de unos 26-28cm. Saca la masa del refrigerador. La bola grande la extiendes con el rodillo y forras la base. Después corta tiras largas y vas forrando los laterales. Añade el relleno y extiende la bola pequeña. Corta tiras largar y las vas colocando a modo de rejilla. Siento haber olvidado esta foto en mi paso a paso. Mil perdones. 
  5. Pincela con la yema de huevo mezclada con un poco de agua y espolvoreas un poco de azúcar por encima.Hornea hasta que veas que coge color doradito y aspecto crujiente. Para asegurarte que la masa de abajo queda bien crujiente, baja el horno a 150ºC y dejas que se hornee entre 10 a 15 minutos más. 

4 comentarios. ¿te animas?:

  1. Ay, me ha encantado lo de los playeros con el Marlboro en la ingle, ya ni me acordaba, pero ahora que lo pienso, pocas cosas hay más horteras, bueno, muchas otras de esa época.
    A mi no me importaría repetir el pastel de moras de tanto en tanto, me da igual lo del cliché, no creo que salga nunca exactamente igual como ocurre con todas las recetas de cocina, pero seguro que rico siempre y esa insistencia sí que me gusta.
    Aprovecho para despedirme de ti hasta el mes de septiembre, te deseo un buen verano.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pásalo bien Lola y disfruta mucho de tus vacaciones. Besos

      Eliminar
  2. Por los dioses, qué color tiene la masa y ese relleno que chorretea!! Me la llevo, que la semana que viene por fin voy a pasar más calor a mi Murcia, a ver a la familia que ya toca. A mi padre estas tartas le vuelven loco, aprovecharé para hacerla, quizá con arándanos o frambuesas, o combinando todas las frutas del bosque que pille por allí :). Tengo sobres de esos de pudding en la despensa, me sorprende siempre todo el uso que le dan en la repostería centroeuropea!

    Sobre los clichés... yo confieso que es una palabra que no me gusta, no sé por qué! Aunque coincido en que es difícil de definir con exactitud. Espero que nadie diga que tus recetas son clichés :P.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Ayyyy estoy deseando que maduren las moras para ir a recogerlas! Me guardo tu receta para cuando llegue ese momento ;)
    Un beso!

    ResponderEliminar