Ensalada de col americana sin mayo

Querido mío, hoy te voy a obsequiar con el consejo más preciado que a día de hoy -mañana ya veremos- te puedo ofrecer. Huye de los clichés. Sal pegando hostias si es necesario y esto lo digo solo figuradamente que no quiero que nadie me tache de pendenciera e incitadora a la violencia física. Corre como hacía el Forest, sin mirar atrás y sin pararte a evaluar posibilidades. Tú corre que luego ya tendrás tiempo de pensar si el carrerón mereció la pena. Y es que, la mayoría de los clichés en los que estamos embutidos son ideas y expresiones que nos las han impuesto gente no el todo docta en materia, con tintes de la moral del momento sacadas de contexto y con un afán de protagonismo a la par de sentar cátedra a toda cosa que apesta a la legua.

Sí, te pongo ejemplos para que veas por donde voy. Hace un par de lunes, en el bar de Zenda, en el patente semanal de Pérez Reverte, leí La profesora de Osaka. Me sonaba el tema, sí. Lo malos malotes que son los príncipes Disney's porque además de machistas que han incitado a nuestras niñas a desear ser princesitas, son ahora con los tiempo que corren, incitadores al acoso sexual porque sino ¿por qué besar a la Blancanieves y la Bella durmiente sin su consentimiento, sin haber dicho previamente "sí, bésame canalla"? De nada vale que la princesa echara chispas de contento por haber vuelto a la vida de los labios de un joven, rico, guapo, bueno y bien mirado por sus vecinos... ¿acaso no es lo que buscamos todos a priori? otra cosa es con quién terminamos pero no me rebatirás que de entrada todos pedimos el oro y el moro. 

Y siguiendo este razonamiento, un sanitario o doctor que recurre al boca a boca para salvar a un paciente, debe pedir consentimiento previo ante la posibilidad que el paciente le demande por abusos deshonestos?  En esta misma línea la actriz Catherine Deneuve ha tenido que pedir perdón por las muchas críticas a su manifiesto en el que defiende su derecho a ser importunada por algún caballero sin tanto puritanismo. Y ¿por qué no? ninguno de los chicos con los que he salido me pidió permiso antes del ataque. Todo quedó siempre en un aquí te pillo y mientras la interesa -yo- colabore y disfrute ¿por qué no? algún pretendiente se columpió es verdad, pero el hecho de haberse querido subir a mi chepa no les convierte en acosadores. Les rechazas con más o menos tacto, alguno se ofende y ahí queda la cosa... o quedaba porque ahora parece que los lanzados lo llevan crudo. 

Y no puedo evitar sentir repulsión, viendo las reacciones desmedidas ante estas bobadas y el silencio alrededor de otras. Como con los animales de la manada, pues parece que se está poniendo tierra de por medio y se rumorea que hay interés por retrasar la sentencia porque viene bien poner algo de olvido y distancia en este caso para evitar que de nuevo la gente no se eche encima. Ya veremos. O escuchando las declaraciones de Kyle Stephens en el juicio contra Larry Nassar, médico de la selección USA de gimnasia que violó a lo largo de su carrera a 180 niñas. O las muchas crías que se suicidan después de haber sido violadas por compañeros de clase, que difunden los videos con su atrocidad y ellas quedan en entre dicho por ser putas que se lo venían buscando. Animaladas que pasan silenciosas porque nos duele mucho mirarlas de frente pero en cambio, la tontería del cliché, tan ligera y facilona nos entra a capón... Ahí queda.
En la misma línea, pero menos terrible, el cliché de que el gluten engorda o que un vegetariano vive más tiempo o que la soja es saludable y bio-saludable... o que las ensaladas son para el verano. Valiente error. Es ahora cuando las necesitamos para no enfermar, para sobrevivir entre tanto virus y enfriamiento. O te pones de verduritas crudas hasta la bola o pasarás un invierno de lo más "boludo, ché".


Ingredientes: 
  • zanahoria rallada a tu gusto
  • col rallada (el triple que la zanahoria) 
  • Para el aliño:
  • aceite suave
  • 2 cdas de crema doble (Crème fraîche) y 2 cdas de yogur
  •  1 cdta. de mostaza
  • sal y pimienta
  • opcional: si quieres suavizar el vinagre, usa 1 cdta de miel

Preparación:
  1. Pon en un bol la zanahoria y la col rallada. En otro bol más pequeño liga el aliño batiendo todos los ingredientes juntos. 
  2. Mezcla el aliño con la zanahoria y la col. 

4 comentarios. ¿te animas?:

  1. Mai yenes tanta razón en todo lo que decís, me repugna ese tema, impotencia total que a la hora de ser defendida te ataquen, asco total, no lo puedo digerir.
    Tu ensalada de solo verla se me hace agua la boca y lo que mas me gusta es que no tenga mayonesa, jaja
    Divino que estés con todas las fuerzas de vuelta.

    ResponderEliminar
  2. Perdón en vez de TENES me puso yenes, este auto corrector :(
    Me olvidé de ponerte que tu pan se ve deliciosooooooooo

    ResponderEliminar
  3. Hola Mai!!
    El tema del que hoy nos hablas, mejor ni pensarlo, cada vez se mira más para otro lado y aquí no pasa nada, y sabes yo siempre pienso lo mismo, si me pasa ami que!! o a un hijo o nieto, de pensarlo me pongo mala.
    La ensalada maravillosa, a mi me gustan todas y esta no la hice y ahora que tengo col en el huerto tengo que ponerla en practica...Bess

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que algo de conciencia social hacia las mujeres empieza a haber, pero nos está costando demasiado conseguirla, no debería ser así, aunque parece que pocos lo entienden, incluyendo a más de una mujer.
    Tu ensalada me parece muy rica, yo también la hago, pero no igual. En la variedad está el gusto ¿no? Probaré la tuya ahora.
    Un beso.

    ResponderEliminar