Tartar de salmón y aguacate

Entrar en mi facebook significa encontrar dos aluviones de materia; una, comida. Llega a ser asqueroso y vomitivo. Por más que intento definir lo que quiero ver es imposible. Me muestra lo que le da la gana y en estos diez años de red social, me mete a embudo el Sr. Zuckerberg -montaña de azúcar traducido al cervantino- meriendas y merendolas quiera o no quiera. Modificar los hábitos de facebook para adaptarse a mis preferencias es aún hoy, pura ciencia ficción. La segunda, frases. De todo tipo; célebres, bonitas, estúpidas, flojas, llenas de encanto, inspiradoras, vomitivas -sumado a mi empacho imagina el mal cuerpo que se me queda- y hasta bulos claro, todas esas parrochadas atribuidas a famosos de cualquier sector que nunca dijeron para bien o para mal. 

Por otro lado, dejo en evidencia lo evidente que no es ni más ni menos que yo, la que critica, soy habitual de compartir recetas y frases. Si dejo aquí mi párrafo, vas a sacar un falso juicio sobre mi persona porque ya se sabe lo mal visto que está eso de tirar piedras sin estar libre de culpa. Superado este primer impulso, deja que me explique. A mí lo que me da fatiga es el exceso de, ese afán diario y repetitivo de compartir a saco y sin prudencia. Soy la primera que quiero que mi galaxia facebookariana se entere de que tengo nueva receta y por una razón muy sencilla, porque mi blog, que es muy chivato, me dice que tú muy posiblemente venías de darte una vuelta por allí y decidiste pasar a saludarme al ver la foto de este tartar. Así funcionan las cosas y sería vergonzoso por mi parte descalificar al resto del redil por pastar en la misma pradera. No, no es eso.
Me empacha ver demasiado, a todas horas, no solo de mis contactos sino también de fulanos y fulanas que ni conozco porque es curioso que pueda ocultar las publicaciones de mis contactos pero no de desconocidos por el simple hecho de compartir un grupo o que algún intruso maleducado se me cuele en mi cocina porque etiquetó a uno de mis contactos en sus publicaciones. Y también es penoso que periódicamente tenga que perder tanto tiempo en revisar mi configuración para ver si hay manera de cambiar, evitar u ocultar lo que no deseo ver sin tener que ocultarme yo misma. 

Por ejemplo, imagina que te dijeran que para salir a dar un paseo, no puedes pasear por donde te apetezca sino que para hacerlo, hay que ir a la plaza de tu ciudad y darle vueltas a los soportales porque al alcalde se le ha metido entre ceja y ceja que nos quiere ver a todos juntos para ver con quien hablamos o dejamos de hablar. Nos parecería una aberración, un recorte tan brutal de nuestras libertades que se liaría parda en menos de lo que canta el gallo. Pero en cambio, en redes sociales lo permitimos todo. ¿Por qué? ¿Por qué no puedo decidir si quiero ir por un callejón solitario hoy y mañana patearme la calle Mayor? ¿Y por qué cada vez que me quejo siempre sale quien dice, si no te gusta ya sabes, te vas? ¿y por qué?

De las frases ya no digo nada porque se me han calentado los cascos de puro sin querer y aunque no valga de nada quejarse -o protestar que también se me da bien- pues lo dejo dicho a ver si un día de estos a alguien le da por liberar la red de tanto "servicio" talibán que parece que llegaron para salvar al mundo y lo único que han hecho es cortarnos las ciber-alas.



Ingredientes para 2 personas con opción a repetir:
  • 75gr. de salmón ahumado
  • 1 aguacate
  • 1 chalota
  • 2 tomates grandes o el equivalente en pequeños
  • Salsa worcester
  • brotes de eneldo o hinojo fresco y picado (perejil en su defecto)

Para el aliño:
  • Un poco de aceite de oliva, mostaza, jarabe de ágave, sal, pimienta y vinagre de manzana

Preparación:
  1. Corta en fino el salmón, la chalota y los tomates. Marínalo con unas gotas de salsa worcester.
  2. Prepara el aliño poniendo en un bol todos los ingredientes y lo bates hasta que espese ligeramente. Añádelo al tartar.
  3. Corta en fino el aguacate y lo ligas al tartar al tiempo que añades las hierbas frescas. Rectifica de sal y limón a tu gusto si le hiciera falta. Deja reposar una media hora antes de servir para que se asienten los sabores.

9 comentarios. ¿te animas?:

  1. No tengo facebook, me he negado en rotundo a ello, ya le dedico demasiado tiempo al blog como para tener otras redes sociales, aunque sin querer, sin querer, también entro a cotillear en otros foros, no tenemos remedio.
    En cuanto al tartar, me gusta que lo hayas preparado con salmón ahumado, yo también lo hago así, no puedo con el pescado crudo y este receta me parece exquisita y muy buena para cuando llegue el calor, si es que este año se digna a aparecer.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi facebook ha sido -y es- vital desde que me mudé a Austria. Nos seguimos familia y amigos a diario y eso da mucha cercanía. Para mí es un vínculo con España y lo español. Lo necesito, y por eso me pillo estos ataques de cuernos :-D jajajaja!

      Yo también lo prefiero con ahumado o marinado. Éste en concreto, es uno noruego con un sabor muy suave y fresco que unido a los raf que me traje de Almería y el aguacate fue un verdadero placer de plato. Un besazo

      Eliminar
  2. ¡¡ Me ha encantado leerte !! Me he sentido muy identificada y de hecho uso "facebook" para poder difundir "Mi Cocina", pero sobre todo me sirve para algo más importante, pude encontrarme y reencontrarme con mi familia, con la que incluso vive fuera de España, después de muchos años; con amigos, compañeros de trabajo e incluso de estudios. Pero es terrible a veces.....los festivos, fines de semana incluso fuera del despacho (en el móvil no lo tengo activado) no suelo ni entrar por ésos caminos virtuales.
    Por cierto, tu tartar de salmón y aguacate, espectacular, delicioso....no es que me guste, me encanta.
    Besos desde "Tu Cocina"....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso me pasa Toñi, que a mí me es muy útil y necesario pero a veces me pone los nervios de punta porque veo más cosas de gente que no conozco que de mis contactos. Un besazo

      Eliminar
  3. Receta espectacular!!! Se está convirtiendo en un fijo de mi casa, a mi hijo le encanta!!! Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tata, aquí en casa también es un clásico. Por cosas de la vida, nos regalan con frecuencia salmón ahumando y entre ensalada y tartar le rendimos cuenta en un santimaén:-) un besazo

      Eliminar
  4. Yo tengo mucha manía a Facebook desde hace mucho tiempo. Lo tengo que usar por cosas de trabajo (qué remedio, es la entrada de la mayor parte de público) y sí que me gusta y me sirve para estar en contacto con la familia y ciertos amigos que tengo muy lejos. Pero cada vez hago más limpia y no entro casi nunca simplemente a ver el muro. Por suerte sigo por feed las actualizaciones de mis blogs favoritos, como el tuyo claro ;). A ver si saco tiempo para ponerme al día con todas tus publicaciones que se me han acumulado!

    Lo de compartir todo todo y las frases "inspiradoras" también me tienen frita. Uso más instagram y twitter, y cuando alguien solo retuitea y comparte TODO lo que pilla, lo siento pero no me interesa. Y en instagram también tengo que tomarme descansos, llega a saturar... Encima cada vez pillo a más gente que se dedica a postear fotos de bancos de imágenes, poniendo alguna frase de esas motivadoras o sabias, ejem... qué ranciedad y qué aburrido. A mí me gusta sobre todo para estar en contacto con otra gente, ver la vida más real y descubrir cosas interesantes. Pero en fin, vamos a contrancorriente en muchos casos. Los algoritmos de estas redes son lo peor y nos quitan toda la libertad que tenían en principio. Nos aborregan.

    Ahora que ya hace calor de verdad me tomaría un plato de estos casi a diario!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo en Instagram ni siquiera he interactuado. Se puso de moda cuando me quemé de twitter y me deshice de él. Me dije que la lección la tenía aprendida. Fbook me anuda a mi mundo y seres queridos pero pago un alto precio que se convierte en tiempo perdido limpiando y esquivando. Ojalá alguine cree una plataforma social donde de verdad cada uno podamos decidir con quien queremos compartir espacio :-) un besazo

      Eliminar
  5. Tengo muy abandonado facebook...no me da para todo....debería de ponerle un poco mas de cariño pero ni por esas.
    Maravillosa receta.....es fantástica.
    Marialuisa

    ResponderEliminar