Polpettone de atún y patata



esperanza
Der. de esperar.
1. f. Estado de ánimo que surge cuando se presenta como alcanzable lo que se desea.
2. f. Mat. Valor medio de una variable aleatoria o de una distribución de probabilidad.
3. f. Rel. En el cristianismo, virtud teologal por la que se espera que Dios otorgue los bienes que ha prometido.

esperanza de vida
1. f. Tiempo medio de vida de un individuo o de una población biológica determinada.
alimentarse alguien de esperanzas
1. loc. verb. Esperar, con poco fundamento, que se conseguirá lo deseado o pretendido.
dar esperanza, o esperanzas, a alguien
1. locs. verbs. Darle a entender que puede lograr lo que solicita o desea.
qué esperanzas
1. loc. interj. Cuba, Méx. y Ven. U. para indicar la improbabilidad de que se logre o suceda algo.
“Si no fuera por la esperanza, el corazón se rompería.”
Thomas Fuller
“Si pierdes la esperanza, de alguna manera pierdes la vitalidad que sigue moviéndote, pierdes ese valor de ser, esa cualidad que te ayuda a seguir adelante a pesar de todo. Y así hoy todavía tengo un sueño. ”
Martin Luther King Jr.
“Probablemente sea mi trabajo decirte que la vida no es justa, pero creo que ya lo sabes. Así que en su lugar, te diré que la esperanza es preciosa, y tienes razón en no darte por vencido.
”CJ Redwine
Max Aub, hijo de madre judía, se veía como uno de esos pobres desesperados del San Juan, pero no en virtud de su herencia genética; él deseaba que esta obra fuera entendida como el drama de cualquier ser humano expulsado por la razón que fuera de su tierra. Así lo explicó su amigo, el escritor también exiliado en México Díez-Canedo: “Es la tragedia de todos, en que cada cual, sea cual fuere su religión y su raza, puede reconocerse en nuestros días. San Juan es la imagen de nuestro mundo a la deriva, condenado sin apelación y abatido sin esperanza”. Pero esta operación de acogida de un puerto tan paradigmático como el de Valencia, por haber partido de sus aguas tantos exiliados republicanos, se llama así, Esperanza.
Elvira Lindo

Hoy 20 de junio, es el día mundial de las personas refugiadas y desplazadas. 1 de cada 110 personas en el mundo, vive desplazada y más de la mitad son menores de edad.


Ingredientes: (Receta adaptada de ésta otra)

  • 600-700gr. de patatas cocidas
  • 2 latas de atún
  • aceite de oliva si el atún es al natural
  • queso parmesano a tu gusto
  • sal y pimienta
  • zumo de limón a tu gusto
  • aceite de olica
  • una punta de ajo machacado (solo para aromatizar)
  • Perejil, sal y pimienta


Preparación:
  1. Machaca las patatas cocidas y peladas junto el atún y el queso. Salpimienta y añade algo de aceite de oliva (directamente de la conserva o a parte si el atún es al natural). 
  2. Coloca la masa en un molde de plumcake, tapa con film de plástico y deja que repose un par de horas.
  3. Para la salsa, mezcla todos los ingredientes (zumo, aceite, el ajo machacado, sal y pimienta) y bate hasta que espese ligeramente. Deja que repose una 1/2 hora y cuela la salsa para retirar los trocitos de ajo. Sirve con un poquito de salsa por encima y perejil picado. Cada comensal puede ponerse salsa a su gusto.

6 comentarios. ¿te animas?:

  1. Hay un dicho tibetano, “la tragedia debe ser utilizada como una fuente de fortaleza.” No importa qué tipo de dificultades tengamos, cómo de dolorosa sea la experiencia, si perdemos nuestra esperanza, ese es nuestro verdadero desastre. (Dalai Lama)
    Buenos dias....lleno de esperanzas. Yo tengo ahora mismo una viendo ésta deliciosa "polpettone" (que por cierto es la primera vez que leo, escucho y por tanto aprendo un nuevo nombre de una receta) y es poder prepararla en mi cocina....sin queso (en casa hay comensales que no pueden ni verlo, ni olerlo y mucho menos saborearlo). Me ha parecido fantástica y con una presentación ideal.....
    Besitos, desde "Mi Cocina" que es toda tuya....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda mía y bien bonita ;-)

      Preciosas las palabras del Dalai Lama. Hay que sujetarse a ella, no hay más remedio. Esta mañana como te he contado antes, desperté con lágrimas ante las lágrimas y lamentos de esos críos enjaulados en la frontera mexicana. Terrible el mundo en el que vivimos y no tenemos otra que agarrarnos a ella. Un besazo

      Eliminar
  2. Cuando los veo en la tele pienso que es imposible que podamos acoger a todos, pero cuando los veo cerca, y alguno veo, porque vivo al sur del sur, me los llevaría a todos a mi casa. Esos cuerpos doloridos y aún asi, esas caras de felicidad, encierran mucho sufrimiento dentro y esperanza fuera. No hay manera de desentenderse de estas personas, nosotros no lo seríamos si lo hiciéramos.
    Tu receta de hoy, para mi es un pastel de atún, no lo conozco por polpettone, pero como todos los dias son de aprender, me ha gustado hacerlo. Muy bueno.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lola, tienes toda la razón, no podemos acoger a todos pero es indudable que la comunidad internacional podría trabajar en la resolución de conflictos, paliar la pobreza, intervención de ONU UNICEF en rescates, etc. etc. Y acoger también, con coherencia y políticas concretas que aún no se han consensuado a nivel global. Pero a nivel humano, hay que rescatar, salvar vidas, tratar a los desplazados con dignidad y caridad. Luego ya veremos que soluciones hay que es evidente que no son las mismas a emigrados económicos que refugiados políticos o de guerra. Es mucho lo que podemos hacer.

      La autora de la receta (blog italiano que puedes consultar arriba, junto a los ingredientes) lo llama Polpettone di tonno e patate, yo lo de patata y atún si me he tomado la libertad de traducirlo, lo de polpettone lo mantengo porque no seré yo (una guiri) quién cambie de nombre un plato lugareño. A mí por ejemplo, me da rabia cuando veo blogs USA llamando frittata española a nuestra tortilla. Un besazo,

      Eliminar
  3. Hay que tomar una decisión global...y en este momento con el energúmeno ese separando familias no se como lo vamos a hacer.
    Feliz día...vaya receta tan rica que has hecho.
    Marialuisa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si solo fuera él, estaría facilísimo paliar el hambre en el mundo, incentivar el desarrollo económico y social en el tercer mundo y se podrían detener los conflictos bélicos. Éste es una desgracia para su pueblo y hoy por hoy no tiene flema ni buena ni mala para mover el mundo. Si el resto hiciéramos algo, lo mismo era al revés, los estadounidenses huirían al sur en busca de las oportunidades que no tienen en la América profunda. Es un despreciable, pero no es el culpable de lo que pasa, lo somos todo el primer mundo por activa y por pasiva. Un besazo

      Eliminar