Salsa fresca aliñada

Esta salsa es prácticamente un aliño de hierbas a caballo entre un pesto y un chimichurri. Ideal para acompañar carne a la parrilla o a la plancha, pescado, verduras a la plancha... prueba con una guarnición de patata cocida y te sorprenderá como algo tan básico puede estar tan rico.

Es muy sencilla de hacer y el único truco está en las hierbas frescas que uses. si bien es cierto, que en esto tienes carta libre dependiendo de las hierbas frescas que estén a tu alcance, serán ellas las que darán el toque y el sabor a la salsa. Yo tengo hierbas plantadas en el jardín lo que me facilita mucho los ingredientes (normal, es primavera y el jardín está lleno) aunque siempre las puedes cambiar y adaptar esta salsa más a tu gusto. Sobra decir, que si te gustan las salsas picantes para las parrillas, con ponerle un poco que chili o guidilla asunto arreglado.




Ingredientes:
  • Aceite de oliva
  • Vinagre de vino
  • 1 diente de ajo
  • Sal de especias
  • Unos granos de comino
  • Una cucharada de tomillo seco
  • Una cucharada de orégano seco
  • Un poco de guindilla roja
  • Hierbas frescas (romero, orégano, perejil y cebollino)

Preparación:
  1. Coge la tabla de madera, un buen cuchillo y pica bien finito las hierbas. Mezcla la picadura con el resto de las especias, añade el diente de ajo machacado y empieza a ligar la salsa; primero con el vinagre y después con el aceite... rectifica de sal y deja reposar un ratito en la nevera. Con el tiempo coge fuerza el sabor.

0 comentarios. ¿te animas?:

Publicar un comentario