Tacu Tacu peruano

Porque no todo es ceviche ni carne ni pescado. Porque hay cosas universales que parecen distintas solo porque se adaptan a su entorno, a su propia coyuntura. Darwing dijo que quien no evoluciona ni se adapta a sus circunstancias se extinguirá sin remedio y no era un visionario ni un iluminado. Simplemente interpretó lo que la naturaleza le mostraba y creerle o no es pura demagogia humana que no transforma en absoluto la realidad, cosas que los humanos tendemos a confundir. Verdad y realidad. Verdades hay muchas y realidad una. Claro, como somos narcisistas usamos eso de que realidades hay muchas pero si lo simplificas verás que no es cierto. Disponemos de una sola realidad en medio de millones de distintas perspectivas... 

Porque el mundo es lo que y no a costa de nuestros criterios sino de su propia autonomía. No se adapta a nuestras creencias ni criterios. No son de distintos planetas el que piensa que al inmolarse matando cien infieles será recibido por el propio dios en el paraíso y el que sigue el consejo de Horacio y  vive a lo Carpe diem, quam minimum credula postero -aprovecha el día y no confíes en el mañana-.
Porque el mundo no es un invento nuestro. No nos pertenece. No le hemos creado ni le vamos a destruir. Él seguirá tan pancho cuando nosotros nos hayamos extinguido porque lejos de adaptarnos a él jugamos a alfas universales decidiendo qué especies extinguir y cuales rescatar genéticamente porque sí, porque nos da la gana. Deforestamos y repoblamos a nuestro antojo sin respetar los principios naturales. Se añaden especies foráneas que destruyen a las nativas y se protege a especies en amenaza que al super poblarse de tanto proteccionismo amenazan ellas mismas a otras tantas. Históricamente, jamás hemos dado pié con bola. Y por algún misterioso influjo no somos capaces de rectificar. Terminamos una y otra vez en el mismo agujero quizás porque somos zotes de tanto mirarnos el ombligo, de creer que lo sabemos todo, de nuestra arrogancia sin límites.
Sí, debe ser eso. Pero yo, como Darwing, no deseo saber más que nadie ni sentar cátedra culinaria sean cualesquiera ser los colores de su bandera. De ésto, últimamente, vivo harta. Yo interpreto lo que veo y si algo me llama especialmente la atención, son la infinidad de platos mutantes que hay por lo largo y ancho del planeta. El arroz con huevos y plátano es uno de esos, de los que se saltan las fronteras a la torera y se degustan en cada casa, en cada patria, a su manera. En España, Colombia y Filipinas lo llamamos arroz a la cubana, en Cuba a la cartagenera y en Perú tacu tacu... y hay más que ahora no me acuerdo. Yo los quiero probar todos, claro que sí, porque si me ciño exclusivamente a la comida patria me perdería muchas cosas ricas en la vida y no es plan. También la experiencia me ha enseñado a desconfiar y romper ese mito que para comer un rico plato tradicional debe ser cocinado por un nativo. Uf, la de tortillas de patata chapuceras que he visto por el mundo hechas por tipos que no sabían ni hacer el huevo!

No, yo no quiero ser un torquemada del fogón. Viva Mr. Darwing y su receta de la evolución que algunos listillos le ponen una r delante y la terminan liando parda... cuidadito con las revoluciones que funcionan igual que las buenas intenciones. Mi padre decía que el camino del infierno estaba lleno de unas y de otras. A un padre se le escucha sin pensar más allá pero ahora que me hago mayor me ronda una idea de lo más perversa : Papá ¿y tú cómo lo sabías?


Ingredientes para 4 personas:
  • 300-350gr. de alubias
  • 1/2 cebolla o una chalota
  • 400gr. de arroz cocido
  • pimiento o ají verde o amarillo
  • Sal, pimienta y orégano
  • Chili y ajo en polvo
  • Aceite de semillas para freír
  • 1 huevo por comensal
  • 1 banana macho por cada 2 comensales

Notas: 
  • He reducido drásticamente la cantidad de aceite. Leí en un par de artículos que el aceite es fundamental en este receta pero me la he jugado. Dicen que no hay que racanear aceite a la hora de cuajar el arroz en la sartén a modo de tortilla. Pero apenas mojé la sartén (eso sí, en mi sartén no se pega nada) y a pesar que en las fotos puede parecer que quedó seco, nada más lejos.
  • Se puede acompañar este plato con un poco de salsa de tomate, salsa brava o picante. 

Preparación:
  1. Triturar el pimiento y la cebolla muy en fino. Rehogar unos minutos hasta que dore ligeramente y añadir las alubias. Añadir sal, pimienta, orégano, chili y ajo en polvo a gusto.
  2. Trituramos las alubias hasta hacer un puré algo tosco, sin que quede muy liso. Lo mezclamos con el arroz cocido y procedemos a cuajarlo en la sartén a fuego medio y con algo de aceite como si fuéramos a hacer una tortilla.
  3. Paralelamente vamos friendo el plátano cortado en rodajas en una sartén apenas húmeda en aceite o mantequilla.
  4. Damos la vuelta a la tortilla usando un planto llano. Dejamos que termine de cuajarse vigilando que no se queme.
  5. Freímos los huevos y servimos.

6 comentarios. ¿te animas?:

  1. No solo no tengo ningún problema en probar o cocinar ninguna comida, sino que procuro hacerlo cada vez que voy a un lugar nuevo. Siempre gusta saborear platos que no conocemos, bien porque sean propios de la zona o porque son diferentes a lo que comemos normalmente. Precisamente por eso le metería el tenedor a este tacu-tacu, la curiosidad me llevaría a zampármelo entero seguramente porque yo creo que me encantaría.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdad? es lo mejor para no perderse nada bueno en la vida :-) un besazo

      Eliminar
  2. No conocía esta receta Maite, tiene buenísima pinta y me encanta con plátano frito.
    Un besazo y feliz finde.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta tu receta de hoy, no la conocía la verdad y mira que he ido a restaurantes Peruanos en Barcelona...pero entre la yuca y otras delicias no he visto este....Tiene pintón y yo desde luego ¡ME LO COMO TODO!, jaja.....me chifla probar.
    Besos guapa.....Ay que blog mas bonito tengo, jijiji

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí que está bonito :-) Yo en Barcelona tampoco aunque la cosa será que habrá que estar más al tanto. Un besazo

      Eliminar