Postre de leche de coco y mango

De nuevo, estás ante una receta de las pioneras de este blog. El postre es fantástico pero el muy pupas tenía una foto terrible, oscura, movida e indecente. Necesitaba con urgencia actualizar su estética que no su forma. La receta no ha cambiado a lo largo de los años. 8 años y medio no es nada para este postre que solo ha sufrido una rectificación. La receta inicial llevaba gelatina algo que no necesita si el postre lo haces en vasos. Solo si lo quieres cuajar tendrás que recurrir a la gelatina en polvo (o un sobre de cuajada que hace el resto). Se le añade a la crema final siguiendo las instrucciones del paquete (de la cuajada o de la gelatina, insisto que la cosa no cambia).

Una cosa que me encanta hacer con los postres de cuchara es hacer las crema usando chocolate blanco. Con ello evitas el uso del azúcar y de la vainilla. Además ayuda a que la crema coja consistencia y el sabor queda suave pero con su cosa.


Ingredientes:
  • 500 gr. de queso mascarpone
  • 200 ml. de leche de coco
  • 2 huevos
  • 1 cda. de Maizena
  • 200 gr. de chocolate blanco
  • 1 sobre de gelatina instantánea (si lo vas a cuajar como una tarta)
  • 1 paquete de galletas tipo maría 
  • Un poco de leche para mojar las galletas
  • 1 mango
  • el jugo de medio limón y 1 cda. de azúcar para el puré de mango

Preparación:
  1. Para la crema de coco: en un cacito, pon a calentar a fuego medio la leche de coco y el chocolate blanco. Mientras, bate las yemas y la maizena econ un par de cdas. de agua que añadirás poco a poco y sin dejar de batir cuando la leche de coco con el chocolate empiece a hervir y el chocolate se haya derretido por completo. Una vez formada la crema, pónlo a enfriar.
  2. En un bol, bate las claras a punto de nieve y resérvalas.
  3. Una vez que la crema de coco esté fría, la mezclas con ayuda de una batidora junto con el mascarpone. Si lo vas a cuajar como una tarta, añade la gelatina (sigue las instrucciones del paquete) y por último, las claras a punto de nieve mezcladas pero sin batir para que liguen esponjosas. 
  4. En una sartén, gratina el mango con una cda. de azúcar y el jugo de limón. Lo bates con la batidora. Rectifica de limón o añade azúcar si así lo estimas oportuno. Deja que enfríe.
  5. Coloca en cada vasito o recipiente 1-2 galletas maría mojadas en leche fría. Aplástalas con una cucharita y las repastes por la base. Coloca una buena capa de crema y encima una capa de puré de mango. Deja que enfríe mínimo un par de horas en la nevera.

5 comentarios. ¿te animas?:

  1. Que buena pinta tiene eso niña...

    que buena pinta... ñam ñam!!!

    Por cierto... me gusta mucho mas ahora tu blog... se lee mucho mejor.

    Besos amore!!!

    ResponderEliminar
  2. Buena pinta y sabe requeterico. Anímate a prepararlo y me mandas foto con cuchara en mano. Bsss

    ResponderEliminar
  3. Gaaanz wunderschoen! Gefaellt mir NOCH besser, als vorher!
    Claudia

    ResponderEliminar
  4. Danke, danke, danke Liebe Claudia! Kssssssss

    ResponderEliminar
  5. Por cierto, Claudia. Este postrecito nos lo zampamos el día que Carlos nos invitó a tantas cosas ricas traidas de España: jamón, lomo, salchichón, bonito del norte, pimientos de piquillo, esparragos de Navarra... y muuuchas más cosas.
    Lástima!

    ResponderEliminar